Artículo

Otros Artículos

Edición Nº 94 Sexo explícito en el cine
Calentamiento Global
Edición Nº 94 Mabuse Awards 2014
Geografía humana
Edición Nº 93 España: Cine y crisis
Amanece, que no es poco
Edición Nº 93 Trece años de monos
Un siglo animado
Edición Nº 93 Cine y Elecciones II
Retroceder nunca, rendirse jamás

Textos relacionados

Edición N° 87
Red Social

28 críticos eligen Mabuse Awards 2011: La Aldea Global

En apariencia, las dos películas (extranjera y chilena) que encabezaron nuestra encuesta anual -que convocó a 27 críticos nacionales y un invitado extranjero-, no tienen nada en común. Pero ambas reflejan cómo los avances de la modernidad influyen y modifican las relaciones sociales. Ya sea entre los jovénes estudiantes de prestigiosas universidades norteamericanas o en la vida de una familia campesina del sur de Chile.

Por Andrés Nazarala (Texto y Compilación)

El 2012 cumpliremos una década realizando nuestra habitual encuesta sobre lo mejor del año cinematográfico que pasó; una labor que a veces nos toma mucho más tiempo del que quisiéramos (como lamentablemente ya se habrán percatado), pero que nos parece fundamental para dar a conocer las opiniones de los críticos locales.

En esta última convocatoria superamos nuestras expectativas. Veintisiete especialistas chilenos, más un invitado internacional, componen una buena panorámica de la crítica local, permitiendo al lector discrepar o aprobar el juicio de los entendidos que semana a semana evalúan y analizan las películas que van aterrizando en nuestras salas.

Agradecemos a todos los que participaron y lamentamos a quiénes convocamos y que por uno u otro motivo prefirieron no participar. Hubo algunos –como Francisco Ortega y Jorge Morales- que decidieron marginarse del sufragio de cine chileno debido a su vínculo con alguna de las producciones criollas en competencia. En el caso de Ortega, tenía participación en nada menos que cuatro películas. "No es bueno estar en ambos lados de la trinchera", se sinceró.

Lo que este año le pedimos a cada crítico es lo mismo que hemos venido haciendo desde la creación de esta encuesta: elegir las mejores 10 películas del 2010 en orden de preferencia (de la mejor a la peor). Por lo tanto, la cinta favorita tendría un puntaje máximo de 10 puntos decreciendo hasta el último título de la decena que obtendría 1 punto.

Asimismo, le requerimos a cada participante elegir la mejor película chilena del año por separado, no invalidando, por cierto, que se incluyan cintas locales entre las 10 mejores del 2010. Y como es habitual en las últimas versiones de la encuesta, también impulsamos a los convocados nos indicarán cuál fue a su juicio la mejor producción que vieron fuera del circuito comercial de exhibición, ya sea en festivales de cine, DVD o descargada de Internet.

La inclusión de esta lista paralela nos permite tener una visión más acabada de lo que nos "perdimos" durante el 2010 y juzgar las (malas) decisiones de las distribuidoras locales que, al regirse por criterios esencialmente económicos, dejan de lado interesantes películas que han destacado en distintos circuitos. Este conjunto variopinto de rarezas, cintas independientes, experimentos, etc. nos sigue demostrando lo mezquina y miope que es nuestra cartelera comercial.

¿Un buen año para el cine chileno?

Si en Mabuse creemos que la opinión de los críticos es fundamental a la hora de los balances, es también porque permiten completar un puzzle que a veces se vuelve difuso, en especial cuando se producen desniveles entre el gusto de la audiencia, las artimañas económicas y el juicio de los expertos. Durante el año pasado, por ejemplo, el cine chileno tuvo una considerable baja de público y ni el patriotismo bicentenario –en un 2010 además marcado por un prendido entusiasmo nacionalista en torno al Mundial, el terremoto y los mineros- tuvo el más mínimo efecto sobre la taquilla.

Pero al margen de las cifras, ¿fue realmente un "mal" año para el cine chileno? Las elecciones de los críticos en la siguiente encuesta prueban lo contrario.

Como nunca antes en los nueve años que llevamos realizando este catastro, muchos de los consultados incluyeron más de un filme nacional en sus listas de las mejores del año. Christián Ramírez, de Artes y Letras, llegó a anotar cuatro películas chilenas dentro de su decena (e incluso una producción nacional en la lista de obras preferidas fuera del circuito comercial). Ernesto Garrat, de Wikén, eligió tres; Gonzalo Maza, de La Tercera, también tres. Héctor Soto, de La Tercera, en tanto, optó por dos, y hubo varios críticos que consideraron al menos una producción local dentro de sus 10 preferencias.

Está demás decir que las históricas incompatibilidades entre las cifras lamentables del borderó y los elogiosos juicios que ha tenido el cine chileno contemporáneo merecen un debate que involucra a realizadores, distribuidores, periodistas y gestores culturales. Por lo pronto, el periodista y crítico Pablo Marín constató –en una columna publicada en La Tercera a fines de enero- esta preocupante incongruencia basándose en los resultados de la presente encuesta.

El año de los consagrados

Entre las 10 películas favoritas de los críticos hay varias realizadas por directores ya consagrados. Ahí están Roman Polanski, Martin Scorsese, Marco Bellocchio, Hayao Miyasaki y Michael Haneke, además de cineastas menos "legendarios" pero que en los últimos años han venido liderando las listas de preferencias como David Fincher y James Gray.

Brillaron por su ausencia directores noveles capaces de sorprender con alguna ópera prima. De modo excepcional, la crítica mayoritariamente manifestó su interés por la mística brumosa y sombría del cine sueco, resaltado en la asombrosa Criatura de la noche, de Tomas Alfredson, y en menor medida por las ofertas más comerciales de la saga Millennium, basada en la trilogía literaria del fallecido Stieg Larsson.

Por último, al igual que en años anteriores, el cine animado ha logrado encumbrarse en los primeros lugares. Pixar volvió a sorprendernos con la nostálgica y aclamada Toy Story 3 mientras que el incombustible Hayao Miyasaki nos deleitó con esa encantadora fábula surrealista que es Ponyo.

Y LOS GANADORES SON...

PRIMER LUGAR / Red Social, de David Fincher
Puntaje: 194 puntos (la votaron 27 críticos, 7 en primer lugar)

La verdad es que una película sobre un fenómeno tan masivo como Facebook tenía grandes posibilidades de ser un fracaso artístico. No sólo por su oportunismo, sino porque en apariencia resonaba como un material árido, casi inadaptable a la pantalla grande. Pero David Fincher –presente en nuestras últimas encuestas gracias a Zodíaco- supo cómo darle altura y universalidad, filtrándose en la trastienda legal y emocional del nacimiento de la famosa red de contactos que convirtió a Mark Zuckerberg (interpretado por Jesse Eisenberg) en el billonario más joven del mundo. Una cinta vertiginosa –tan frenética como el crecimiento de Facebook- que habla sobre la amistad y la lealtad fracturadas por la ambición, la codicia y la arrogancia.


SEGUNDO LUGAR / El escritor oculto, de Roman Polanski
Puntaje: 160 puntos (la votaron 21 críticos, 6 en primer lugar)

Dependerá de cada crítico juzgar si Roman Polanski volvió o no a la época dorada de obras maestras como El inquilino o Repulsión (recientemente reverenciada en El cisne negro, de Darren Aronofsky). Lo cierto es que El escritor oculto marcó el retorno del polaco a los thrillers intrigantes que había dejado de lado tras El pianista y Oliver Twist. Que haya terminado la película desde la cárcel es una anécdota frente a su impecable manejo del suspenso, su singular oficio narrativo y la dosis de incorrección que afortunadamente no abandona su cine. Polanski, un cineasta más irregular de lo que quisiéramos, retorna a lo suyo, a los dobleces sorprendentes de una realidad siempre perturbadora.


TERCER LUGAR/ Criatura de la noche, de Tomas Alfredson
Puntaje: 130 puntos (la votaron 18 críticos, 5 en primer lugar)

En un año conquistado comercialmente por los inofensivos vampiros "abstemios" de la saga Crepúsculo, Criatura de la noche renovó el cine de vampiros rompiendo esquemas al unir dos mundos que parecían incompatibles: vampiros y bullying. El director Tomas Alfredson cuenta la historia de un chico solitario víctima del matonaje y una pequeña vampira (en realidad, una mujer vieja y andrógina en cuerpo de niña) que se relacionan íntimamente como amigos. Con varios momentos inquietantes (especialmente una escena de iniciación sexual), amplificados por el gélido clima sueco, la originalidad del debut de Alfredson ya conquistó a Hollywood que hizo un remake Let Me In (Matt Reeves, 2010) que promete estrenarse este año en Chile y que –contraviniendo todos los prejuicios- viene precedido de favorables comentarios.


CUARTO LUGAR/ La cinta blanca, de Michael Haneke
Puntaje: 118 puntos (la votaron 19 críticos, 3 en primer lugar)

Después de su discutido remake hollywoodense de Funny Games (calcado al dedillo de su propio filme original alemán de 1997), Michael Haneke volvió a arrasar en los festivales internacionales con esta película espléndidamente fotografiada en blanco y negro por su eterno colaborador, el fotógrafo Christian Berger. Tres premios en Cannes (la Palma de Oro entre ellos) y varios galardones en el festival de San Sebastián, los German Film Awards, los European Film Awards y los Globos de Oro, donde compitió con La Nana en la categoría de Mejor Película Extranjera. Abrazando nuevamente su obsesión por la disección del mal, el realizador se centra en un pequeño pueblo protestante de Alemania para reflexionar sobre los orígenes del nazismo.


QUINTO LUGAR/ Los amantes, de James Gray
Puntaje: 107 puntos (la votaron 13 críticos, 2 en primer lugar)

Desde su irrupción en el cine con la sombría Little Odessa, John Gray –un reconocido admirador de la obra de Visconti- planteó la disección entre destino y deseo. Bajo esa premisa construyó intensos melodramas (La traición, Los dueños de la noche) en los que los conflictos familiares y sentimentales se instalan en un contexto de cine negro que bebe de los clásicos. Con Los amantes, Gray se distanció del género policial para tejer un drama romántico de alta carga emocional. Joaquin Phoenix –quien anunció su retiro después del filme (todo correspondía a una estrategia en beneficio del falso documental I'm Still Here, de Casey Affleck)- ofrece uno de los mejores papeles de su carrera en los zapatos de un tipo inestable que se ve atrapado entre los afectos de dos mujeres. Nuevamente Gray muestra los inconvenientes de escapar a un futuro que parece predeterminado usando una desolada Nueva York como telón de fondo.


SEXTO LUGAR/ La isla siniestra, de Martin Scorsese
Puntaje: 67 puntos (la votaron 11 críticos)

En su cuarta colaboración con Leonardo DiCaprio (pronto se pondrán a trabajar en Sinatra), y algo distanciado (en apariencia) de las obsesiones temáticas con las que armó clásicos como Taxi driver, Los buenos muchachos o Toro salvaje, el realizador adapta la novela homónima de Dennis Lehane (Río místico), un libro cargado de referencias oníricas, construyendo un interesante ejercicio de estilo. Con abundantes homenajes al cine B y al film noir, la trama muestra a un par de investigadores que parten a una isla que funciona como penitenciaría psiquiátrica a averiguar el destino de una paciente.


SÉPTIMO LUGAR/ Vivir al límite, de Kathryn Bigelow
Puntaje: 62 puntos (la votaron 12 críticos)

La publicidad que le trajo el Oscar a Kathryn Bigelow ayudó a que se revalorará su menospreciada producción anterior, marcada por interesantes películas como Cuando cae la oscuridad (1987), novedosa variante del cine vampírico; los vericuetos virtuales de Días extraños (1995) y el taquillero thriller surfista Punto de quiebre (1991). La inédita competencia por los Oscar con su ex marido James Cameron, director de la ultra-publicitada Avatar, terminó con Kathryn Bigelow como la primera directora mujer en obtener la preciada estatuilla.

Vivir al límite sigue las labores de una brigada norteamericana en Irak dedicada a desactivar bombas. La mirada crítica (pero no discursiva) frente al conflicto bélico y la indagación del estado mental de uno de los soldados que se convierte en un "adicto" a la guerra –según la premisa del corresponsal Christopher Hedges de The New York Times que escribió el libro en el que se basa el filme- hacen de esta película un retrato sólido sobre el alineamiento que conduce estar sometido a situaciones extremas, donde el valor de la vida crece y se deprecia a cada minuto.


OCTAVO LUGAR/ Toy Story 3, de Lee Unkrich
Puntaje: 58 puntos (la votaron 11 críticos)


Si Pixar ha tomado la delantera en el arte de la animación no es sólo porque haya encontrado la fórmula para meter a adultos en las salas (eso ya lo hizo Shrek, de DreamWorks), sino porque ha construido películas tan notablemente narradas, cargadas de nostalgia y de un preciosismo visual extraordinario, que superan por lejos a otras cumbres del género. Toy Story 3 vuelve a las fuentes creativas de la compañía, con los seres plásticos de la saga, abandonados a su suerte, luego de que el otrora niño Andy, convertido en un adolescente, parte a la universidad. Alcanzando el nivel de calidad de sus capítulos anteriores, aunque probablemente sin el halo poético de cintas como Wall-E y Up!, Toy Story 3 es el cierre de lujo para una serie que conmovió a todos los adultos con corazón de niño.


NOVENO LUGAR/ Ponyo, de Hayao Miyasaki
Puntaje: 57 puntos (la votaron 10 críticos)

A sus 69 años, Miyasaki, el maestro de la animación japonesa autor de La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro y El castillo ambulante, construye una fábula centrada en Ponyo, una pececita dorada que quiere ser humana. Mágica, lírica, con un sentido plástico completamente distinto a las animaciones occidentales en 3D (y que echa por tierra que la animación en 2D está acabada), es, como dice Manohla Dargis, la celebrada crítica de The New York Times, una obra maestra sobre la fragilidad y el desorden del mundo natural.


DÉCIMO LUGAR/ Vincere, de Marco Bellocchio
Puntaje: 56 puntos (la votaron 10 críticos, 1 en primer lugar)

El legendario realizador italiano demuestra que aún es posible mirar al fascismo desde otro ángulo con esta película que narra las desventuras de Ida Dalser, la amante ninguneada de Benito Mussolini. A través de ella, observa la transformación de un arrogante joven idealista, que preso de su mesianismo y ansía de poder, se convirtió en una figura siniestra. La obsesión de Ida Dalser por su amante –donde el sexo es de una animalidad pocas veces vista en el cine- la lleva a la locura que hereda su hijo que se consume frente a esa figura omnipresente y megalómana que siempre lo negó.


CINE CHILENO

MEJOR PELÍCULA CHILENA DEL AÑO: HUACHO de Alejandro Fernández Almendras

En una contienda más peleada que en años anteriores, Huacho –del ex colaborador de Mabuse, Alejandro Fernández Almendras- se llevó el reconocimiento mayor. Contando con una simpleza poco común en el cine chileno, la cinta muestra un día en la vida de una familia sureña y lo hace evitando prejuicios e imposturas actorales. Fernández se atrevió a trabajar con actores no-profesionales –entre ellos, nuestro editor, Jorge Morales, personificando a un enfadado profesor- en beneficio de la naturalidad y una mirada fresca que bebe de las inagotables fuentes del Neorrealismo.

Desde su debut en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes –con dos de los modestos actores amateurs dando entrevistas en el evento cinematográfico más glamoroso del planeta después del Oscar-, Huacho ha tenido un largo periplo por importantes eventos cinematográficos además de una excelente recepción de la crítica.

Supera por dos puntos a otra producción aclamada internacionalmente y flamante ganadora del Goya 2011: La vida de los peces, película que marca la madurez como director de Matías Bize y pule su interés por los corazones rotos, elemento que ha estado presente en toda la obra del cineasta desde Sábado.

Más abajo, con 6 puntos, está lo que podríamos considerar como la gran revelación del cine chileno del 2010: Te creí la más linda (pero erí la más puta), comedia fresca marcada por esa mística del bajo presupuesto que caracterizó al cine indie norteamericano de los 90. La travesía nocturna de un adolescente despechado quedará en la memoria gracias a diálogos ingeniosos, agilidad narrativa y roles pletóricos de naturalismo.

Nota: Se abstuvieron de votar Claudio Cordero, Jorge Morales y Francisco Ortega

MEJORES PELÍCULAS VISTAS FUERA DE LA CARTELERA COMERCIAL 

Fantastic Mr. Fox

Nos interesa mantener esta categoría –que no forma parte de la competencia y en la que los participantes pueden escoger más de un filme- para mostrar el gusto personal de los críticos, ampliando la variedad de películas que normalmente circulan por festivales, tiendas especializadas de DVD y sitios de internet, y que desgraciadamente tarde, mal o nunca llegarán a nuestras salas.

A diferencia del año anterior, donde hubo menos coincidencias, esta vez hay cinco títulos que se repiten.

1.-FANTASTIC MR. FOX de Wes Anderson / 3 menciones:

Fábula animada que, aunque está basada en una novela de Roald Dahl, sigue conteniendo los elementos característicos del director de La vida acuática. Es probable que ésta haya sido la única película de este listado que "amenazó" con estrenarse pero que finalmente no pudo entrar en la cartelera.

2.-UN PROPHÈTE de Jacques Audiard / 3 menciones:

Del director de El latido de mi corazón, la cinta sigue a un joven delincuente de origen magrebí, analfabeto y sin familia, cumpliendo una condena menor en una cárcel francesa, que poco a poco va "educándose" en el arte del crimen (para refrendar a quiénes sostienen que la cárcel es una "escuela del delito") hasta liderar su propia mafia.

3.-SCOTT PILGRIM VS. THE WORLD de Edgar Wright / 2 menciones:

Película en la línea de Kick Ass –ambas basadas en comics- que muestra cómo Michael Cera (Juno) debe enfrentar a los siete malvados ex de su nueva enamorada.

4.-EXIT THROUGH THE GIFT SHOP de Banksy / 2 menciones:

Ingenioso documental con look clandestino que registra las experiencias de artistas callejeros en Los Angeles, los que son contactados por un inmigrante francés. "Acusado" reiteradamente de ser un mockumentary (falso documental).

5.-MONSTERS de Gareth Edwards / 2 menciones:

Cinta de ciencia ficción donde un periodista y una turista deben sobrevivir en un planeta alterado por vida extraterrestre.

MENCIONES POR CRÍTICO

Alejandro Alaluf: Scott Pilgrim vs. The World
Christián Ramírez: Tres semanas después de José Luis Torres Leiva
Ernesto Garratt: El cisne negro de Darren Aronofsky
Patricio Lagos: Le  Concert de Radu Mihaileanu / Rabbit Hole  de John Cameron Mitchell
Yenni Cáceres: Exit Through The Gift Shop
Daniel Olave: Where The Wild Things Are de Spike Jonze / Monsters / Scott Pilgrim / Fantastic Mr. Fox
Francisco Ortega: Monsters
Rodrigo González: Un prophète
Daniel Villalobos: Fantastic Mr. Fox
René Naranjo: Exit Throught The Gift Shop
Joel Poblete: La pivellina de Tizza Covi y Rainer Frimmel
Ernesto Ayala: Synecdoche, New York  de Charlie Kaufman
Gabriel Bahamondes: My son, my son, what have you done de Werner Herzog
Antonio Martínez: Carancho de Pablo Trapero
Felipe Blanco: A Serious Man de Joel y Ethan Coen
Pamela Bienzóbas: Fantastic Mr. Fox
Pablo Marín: Un prophète
Jorge Morales: Shi de Lee Chang-dong / Un prophète
Andrés Nazarala: Kasi az gorbehaye irani khabar nadareh de Bahman Ghobadi

VOTACIONES INDIVIDUALES TOP TEN 2010

 










 

 

 

 

 

 

 

 

> 325 dijo: 06 de Junio de 2011 a las 16:18 hrs.
Si, muy buenos.
se podría hacer algo con los cortos también.
> 324 dijo: 22 de Abril de 2011 a las 21:04 hrs.
Quizas comentando un poquito tarde, pero me encanta esta revista y los rankings que hacen, ya tengo varias películas que me llamaron la atención, de este... gracias!
Nombre
E-mail (no será publicado)
  (Escriba las letras y números que aparecen en el recuadro).
Código de confirmación
Comentario
 
Buscador
Quiénes Somos | Contáctanos