Cine Chileno

Más Cine Chileno

Edición Nº 90 Cine chileno 2012
El año de la euforia
Edición Nº 88 Actuando con Raúl Ruiz
Herencia espectral
Edición Nº 88 Que pena tu boda
Esta no es una crítica
Edición Nº 86 Tres semanas después / Torres Leiva
La vida continúa
Edición Nº 85 Mabuse Awards
Tres de Diez: Cine chileno 2000-2009

Textos relacionados


Fuguet y la otra campaña
Queremos tanto a Alberto

Queremos tanto... (2)
Réplica de Leopoldo Muñoz a Ernesto Ayala

Queremos tanto... (1) Ernesto Ayala contraataca

El artículo Queremos tanto a Alberto de Jorge Letelier ya ha tenido algunas repercusiones. Ernesto Ayala, crítico de cine de revista Wikén, nos envió un e-mail dando sus opiniones sobre el artículo y sobre el incidente que tuvo con Leopoldo Muñoz que se describe en el mismo.

Señores de Mabuse:

Me sorprende el tono taxativo y maniqueo del señor Jorge Letelier en su texto Queremos tanto a Alberto. Leyéndolo me sentí frente a la prédica de un cura opus dei, escandalizado y enrabiado por motivaciones indecifrables mientras el resto de los mortales, los que estamos bajo el palco, nos miramos las caras preguntándonos "¿Y qué le pasó a éste?". Según la mirada del padre Letelier, hay varias cosas que no están permitidas en Chile:

-No se puede disfrutar la película Se arrienda. Es una mala película y cualquiera que diga lo contrario no hace más que rendirse ante "la operación promocional" llevada adelante por El Mercurio.

-La presencia medial es condenable per se. Por la misma razón, entonces, debemos condenar a Michelle Bachelet, el padre Alberto Hurtado, Ricardo Lagos, Fernando González, Felipe Lamarca y a decenas de otros personajes que ocupan nuestros medios día a día.

-El éxito también es condenable, y te desautoriza para hablar del fracaso, de la integridad moral, de las fracturas del sistema, de lo mal llevado, de la sensación de pérdida o de lo que sea que no corresponda al mismo éxito. Ser exitoso, o relativamente exitoso en tu área, especialmente si eres escritor, cineasta o dramaturgo, te quita toda "propiedad" para tratar el tema de la mediocridad, la medianía o las ilusiones perdidas. Imagino que el señor Letelier menosprecia, por las mismas razones, a Pollack, Scorsese, los hermanos Farelly, Nick Park o Assayas, como también a Coetzee, Amis, Jorge Edwards o Parra.

-Por último concluyo, a modo anecdótico y a raíz del ataque que aprovecha de hacerme, que hoy no puede disentirse, ni a modo privado, de lo que otro "crítico" escribe. El señor Letelier tiene la gentileza de citar una conversación mía con el señor Leopoldo Muñoz (comentarista de Las Últimas Noticias, un diario de El Mercurio como es bien conocido) que tenía carácter privado, propio de la mecánica entre dos viejos conocidos. Mientras hablábamos afuera de una sala donde se llevaría adelante una función privada, nuestra conversación fue interrumpida por un llamado al celular del señor Muñoz. Como, al mismo tiempo, nos dieron el aviso de que la función comenzaría, di por terminada la conversación. Pero el señor Muñoz, algo más tarde, insistió en continuar la conversación dentro de la sala, frente a una decena de periodistas donde estaba, imagino, el señor Letelier. Pese a que éste pudo observar que me negué a llevar adelante la conversación y que mis palabras eran entregadas contramano con el fin de que el señor Muñoz me dejara tranquilo, me citó (aunque parcial e incorrectamente) en el artículo que hoy contesto. No voy a insistir aquí en mis desacuerdos con el comentario del señor Muñoz. Ya se los expresaré cuando retomemos la conversación. Me llama la atención, sí, que repentinamente, no sé cuándo o partir de qué, no se puede discutir la opinión de otros "críticos". Tengo más de un amigo que comenta películas en medios de comunicación y nuestras discusiones y divergencias son una de las cosas sabrosas que me ha entregado este oficio. Espero que las palabras del padre Letelier, pese sus advertencias sulfurosas, no cambien esta grata costumbre.

Ernesto Ayala

Este artículo aún no tiene comentarios. Puedes ser el primero en comentar.

Buscador
Quiénes Somos | Contáctanos